Categoria de Archivo: Vermicompostador

Conociendo a las lombrices de tierra

Aprenda a elaborar un fantástico compost con ayudantes subterráneas.
La “insulsa” lombriz roja del jardín es designada como “el arado de la naturaleza.” Esto se debe a que la lombriz de tierra se empuja con la punta de su cabeza a través de tierra blanda. Si el suelo es duro, la lombriz come a lo largo de su camino, formando túneles interconectados, pudiendo alcanzar un metro de profundidad. Estas galerías sueltan el suelo, ayudando a crecer las raíces al permitir la entrada de aire y agua.
Media hectárea de tierra cultivada puede ser el hogar de hasta 500.000 lombrices de tierra, cada una haciendo el suelo un lugar mejor para las plantas.

Las lombrices de tierra en su jardín
Cuando se agrega abono rico en nitrógeno al suelo, usted ayuda a las lombrices a crecer. Sin embargo, la incorporación de fertilizantes nitrogenados sintéticos puede repeler a las lombrices de tierra. Las lombrices son muy sensibles a los cambios físicos y químicos y huirán de las condiciones saladas que resultan de la aplicación de fertilizantes químicos.

Cuando la lombriz de tierra se alimenta, la materia orgánica pasa a través de su cuerpo y se excreta en forma de caquitas oscuras granulares. Puede ver estos pequeños montones de bolitas en su jardín. Una lombriz de tierra produce su peso en excremento diariamente. El humus de lombriz es un fertilizante extraordinario, rico en nutrientes que de otro modo no estarían disponibles para las plantas.

Con clima frío, una búsqueda del suelo nos mostrará a las lombrices de tierra adultas y jóvenes, así como los huevos. A finales de la primavera, la mayoría de las lombrices son adultas. Al aumentar la temperatura, la actividad se desacelera; muchas ponen huevos y luego mueren. A mediados del verano, la mayoría de las lombrices son muy jóvenes o están protegidas en las cápsulas de los huevos.
Cuando el clima se enfría, las lombrices jóvenes emergen. Con tiempo húmedo, crecen activamente, haciendo nuevos túneles y comiendo comida extra, lo que resulta en más humus de lombriz. La puesta de huevos se produce de nuevo. La actividad continúa mientras el suelo se mantiene húmedo.

Después de una fuerte lluvia, las lombrices de tierra a menudo aparecen por encima del suelo. No se han ahogado. El agua dulce no perturba las lombrices de tierra (que necesitan humedad constante para que la piel respire), pero el agua estancada o contaminada las hace salir de sus “madrigueras”.

Las lombrices de tierra pueden sobrevivir en un suelo que se congela gradualmente, pero la congelación repentina puede matarlas. Para proteger a las lombrices contra la congelación repentina se cubren con mantillo o cualquier material de cobertura, lo que también proporcionará alimento a las lombrices.

Recipientes para lombrices
Puede aumentar las lombrices de tierra por sí mismo adquiriendo lombrices rojas (proceso llamado lombricultura o compostaje de lombrices). Manteniéndolo en un lugar fresco y oscuro, como un sótano, un contenedor de lombrices proporciona un sistema de compostaje de desechos de la cocina y una fuente de humus de lombriz y lombrices fértiles para el jardín.

Sistemas de recipientes comerciales
Existen disponibles comercialmente contenedores fabricados de plástico negro resistente, con bandejas que se ajustan en la parte superior de una base. Las bandejas tienen fondos de malla de drenaje, y en la base se retiene el “té de humus” que se dispensa desde un grifo para que se pueda usar diluido en agua para regar sus plantas. Una tapa evita que entre la luz y que las lombrices escapen. Se llena la bandeja más baja con un material de relleno húmedo (por lo general un ladrillo de fibra de coco empapado y / o papel triturado, con un poco de compost o suelo del jardín mezclado para proporcionar microorganismos benéficos). El relleno debe estar húmedo pero no mojado, al igual que cualquier pila de compost. Una vez que se incorporan las lombrices, se puede comenzar a agregar desechos de la cocina todos los días o a medida que las lombrices los van consumiendo, transformándolos en humus de lombriz rico en nutrientes.
Como con cualquier pila de compost hay que evitar la carne, las grasas y los productos lácteos. Posos de café y filtros, bolsas de té, avena, pan y fruta y restos vegetales son excelentes.

Al llenarse cada bandeja con humus, puede repetir el proceso en la bandeja de arriba. Las lombrices migrarán a través de la malla a la nueva fuente de alimentación y, a continuación, puede utilizar el contenido de la bandeja inferior para incorporarlo a su jardín, para camas de invernadero  o utilizarlo para enriquecer la tierra de sus macetas. Coloque la bandeja de recién vaciada en la parte superior de la caja, y el ciclo ya puede continuar indefinidamente. Otra de las ventajas de los contenedores multi-bandeja comerciales es que son portátiles, por lo que puede instalar uno al aire libre en una zona de sombra durante la estación de crecimiento, luego puede llevarlo a un invernadero, terraza acristalada, o en el sótano cuando llega el frío y continúe el compostaje.

Recipientes caseros
Los contenedores comerciales funcionan muy bien, pero tienden a ser caros. Si usted no quiere pagar mucho dinero por un contenedor de lombrices, usted puede hacer su propio contenedor de almacenamiento de plástico de aproximadamente 90x60cm con un compartimento de unos 15 cm de profundidad en la base para recoger el té de humus,  a partir de un cubo de basura modificado, una bañera, o una caja de madera. Use un punzón para perforar pequeños agujeros en los lados de tinas de plástico o latas de basura para la aireación. Para mantener condiciones húmedo pero bien drenado, haga un área de drenaje en el fondo del recipiente; utilice un divisor rígido para separarlo de la parte privada de las lombrices. Una tapadera mantendrá alejadas a las moscas, la luz apagada y la humedad.

Al igual que con los contenedores comerciales, es mejor llenar el depósito con fibra de coco empapada y el papel de periódico. También se puede añadir (Usted puede comprar ladrillos de fibra de coco comprimido en tiendas de jardinería, catálogos y sitios web, y de tiendad de suministros de compostaje con lombrices.) suelo del jardín. Asegúrese de que la mezcla es tan húmedo como una esponja exprimida en lugar de mojado. Luego introduzca las lombrices de tierra adquiridas a su nuevo hogar. Utilice especies de lombrices comerciales que viven en el estiércol o en suelos muy ricos o no sobrevivirán en la tierra de su jardín. Una excepción es el suelo enriquecido en una cama de invernadero, si invernadero se mantiene por encima de cero, las lombrices estarán muy bien allí.

Alimente a sus lombrices con materia vegetal bien picada mezclado con un poco de agua. Los alimentos blandos son los mejores para los primeros días; si la comida no desaparece en 24 horas, reduzca la cantidad. Para un compostaje más rápido, pase el alimento a través de una licuadora, ya que los gusanos no tienen dientes para arrancar grandes pedazos. La población debería duplicarse en aproximadamente un mes; después de 60 días, su recipiente debe estar lleno de rico compost.

Para cosechar el compost, pero guardar las lombrices de tierra para otra sesión, coloque el compost al aire libre en un plástico grueso o tela, y deje que repose durante una hora aproximadamente. Las lombrices se agruparán para mantenerse frescas y húmedas. Excavar hasta encontrar el núcleo de lombrices. Regresar las lombrices al contenedor o iniciar un segundo contenedor.

Fuente original

Vermicompostador

Lo siguiente corresponde a una chica que expone sus trabajos de bricolaje en su web. El artículo original puede verse en aquí.

 

vermicompostador_1

Se trata de un vermicompostador que puede ser utilizado tanto en interiores como en exteriores. Aunque su realización es para nivel de principiantes es un trabajo algo complicado a mi modo de ver y hecho de menos un depósito para recogida de lixiviados. De todas formas es una gran idea que puede servir de boceto para realizar nuestro propio vermicompostador con los materiales y dimensiones que consideremos. Las medidas originales vienen en pulgadas. Las he aproximado a centímetros para los que utilizamos el sistema métrico internacional.
Ana, que así se llama nuestra “bricoladora” aconseja llenar el primer contenedor con una base de tiras de periódico u hojas secas desmenuzadas. Yo elaboraría el primer lecho o cama con una mezcla a base de cualquier tierra, junto con papeles de periódico, cartón (todo en pedacitos muy pequeños y previamente mojados), se puede incluir paja, serrín, fibra de coco, turba.Todo ello debe estar bien mojado, pero sin estar anegado. Entonces pondremos las lombrices.
Nos cercioramos de que las lombrices se ocultan dentro del sustrato que hemos preparado. Una vez dentro, encima de esta mezcla se va colocando una capa con algunos restos de cocina vegetales (sobras de lechugas, cáscaras de patata, piel de tomate, etc) lo más pequeños que nos sea posible además de posos de café, bolsitas de té, restos de frutas, cáscaras de huevo, etc. No incorporaremos carnes, leche, cítricos, cebolla o ajos y aceites.
Cada vez que incorporemos nuevos restos aconsejaría cubrirlos con un fina capa de pedazos de cartón mojado. En mi caso me gusta tapar con tela la parte superior para evitar laentrada de insectos.

Este diseño cuenta con dos unidades de apilamiento, pero se pueden añadir tantos como se quiera, dependiendo de la cantidad de residuos que produce su familia.
Las unidades encajan unas sobre otras y se levantan fácilmente para reorganizarlas, llevar al jardín etc.

Cuando se va llenando el primer nivel hay que empezar a añadir el material al siguiente nivel. Este material puede consistir en restos que ya tenemos previamente
acumulados para tal fín.
Las lombrices deben pasar finalmente a la parte superior cuando se les acaba el alimento en su nivel, dejando atrás el abono perfecto para su huerta o jardín.
Al vaciar la unidad inferior en su jardín, colóquelo en la parte superior y empiece de nuevo, llenándola cuando la unidad inferior se sature y ya esté terminada.

La autora ha utilizado la madera de pino para rebajar costes aunque si se realiza con madera de cedro durará mucho más tiempo y tendrá mejor aspecto. Aconseja no usar pinturas o colorantes que pudieran incorporar productos tóxicos al compost. Yo añadiría que para que dure mucho más en el tiempo podemos forrar el interior con un plástico de los utilizados en agricultura y así evitamos que la madera se deteriore con la humedad.

Lista de la compra:

(madera contrachapada) 60×120 cm
(30×60 cm) 4
(30×3) 2
(30×6) 2
2 piezas de malla, sobre 23x23cm cada una
tela protectora (opcional)
grapas
Tornillos de 5 cm
1-1 / 4 “tornillos agujeros de ocultación
Cola para madera
Masilla para madera
Herramientas:
cinta métrica
escuadra
lápiz
gafas de seguridad
protección para los oídos
Kreg Jig (es un dispositivo que facilita atornillar escuadras a 23.5º. no lo veo en absoluto necesario)
taladro
sierra circular (¡?¡?)
pistola de grapas

Instrucciones generales:
Tome todas las precauciones necesarias para construir con seguridad y elegancia. Trabaje en una superficie plana limpia, libre de imperfecciones o desechos.
Utilice siempre tablas rectas. Comprobar con la escuadra después de cada paso. Perfore siempre los agujeros antes de fijar los tornillos.
Utilice pegamento con clavos de acabado para una sujeción más fuerte. Limpie el exceso de cola de madera desnuda para proyectos que vayan pintados.
Trabaje seguro, diviertase y pida ayuda si la necesita. Buena suerte!

Dimensiones

vermicompostador_2
La estructura mide 52 cm de alto, 37 cm ancho y 37 cm de largo

Lista de corte:

(Contrachapado) – 2 @ 37 cm x 37 cm (o puede utilizar juntas pegadas con tornillos para orificios ocultos y cola, especialmente si desea utilizar el cedro para que tenga resistencia a la intemperie)

(1×2)
4 @ 20.3 cm
6 @ 29.21 cm
6 @ 28 cm
2 @ 24.13 cm
2 @ 25.4 cm
4 @ 10.8 cm
6 @ 36.83 cm

(1×3)
4 @ 10.8 cm
4 @ 36.83 cm
4 @ 24.13 cm

(1×6)
4 @ 36.83 cm
4 @ 33 cm
Instrucciones de corte:
Estas dimensiones se basan en tablas 1×2 de 3.8 cm en la medida real y tableros de 1×3 siendo 6.4 cm. Si sus tableros son de diferente tamaño tendrá que ajustar algunas mediciones.

vermicompostador_3

Paso 1:

Empiece a hacer las unidades principales. Utilice tornillos y plantilla para hacer una caja de 37×37 cm.
Utilice cola para madera. Hacer 2 de ellos.

vermicompostador_4
Paso 2 Instrucciones:

Lo siguiente es empezar a hacer la parte inferior de sus unidades. Fije sus 24.13 cm y 37 cm (1×3) juntas a un extremo de sus unidades.
Usted puede hacer una cara cuadrada con los (1×3) tableros primero usando los agujeros  y luego atornillar o clavar la cara en la unidad, o simplemente puede atornillar a continuación cada pieza de uno en uno.
vermicompostador_5

Paso 3 Instrucciones:

A continuación, coja sus (1×2) piezas cortadas a 28 cm y 20.3 cm y las coloca a 4.45 cm desde el borde. Una vez más se puede conectar el uno al otro en primer lugar con tornillos para orificios ocultos para que quede más ajustado si lo desea.

vermicompostador_6

Paso 4 Instrucciones:
Grape su malla usando una pistola de grapas o martillo y grapas. Coloque las grapas o menos a la mitad de los tableros (1×2) y pliegue o recorte el excesode malla que sobresalga de los bordes.

vermicompostador_7

Paso 5 Instrucciones:

Voltee la unidad para empezar a hacer la parte superior. Fije sus 29.21 cm y 36.83 cm (1×2) juntas al ras de los bordes de la parte superior de la unidad.
Al igual que antes, es posible que desee poner estas piezas juntas con tornillos para orificios ocultos y luego fijar toda la escuadra en su unidad con 2 tornillos o clavos.
El fondo de la otra unidad se apilará en el agujero en este superfície.

Esto completa su unidad. Usted puede hacer tantos de éstos como desee.
vermicompostador_8
Paso 6 Instrucciones:

Para hacer la pieza inferior o patas, coja una pieza de madera contrachapada de 37 cm (o tableros atornillados estilo rural) y fije las piezas de 10.8 cm (1×3)usando cola y tornillos para orificios ocultos.

vermicompostador_9
Paso 7 Instrucciones:

Añadir las piezas (1×2) de las patas en ángulo recto con las patas que fijó en el paso 6. Atornille con tornillos para orificios ocultos en la otra pata y en la base de madera contrachapada.
vermicompostador_13
Paso 8 Instrucciones:

Utilice tornillos y cola para unir el tablero (1×2) a la base de las patas.

vermicompostador_10

Paso 9 Instrucciones:

Fijar tableros (1×2) alrededor del borde, tal como hizo con sus unidades principales. Esto permite que sus unidades se apilen en la pieza inferior o patas.
Sus patas están completas.

vermicompostador_11
Paso 10 Instrucciones:

Ahora haga su tapa. Lleve a su contrachapado (o tablas atornilladas) y atornille 2 piezas de (1×2) a 4.45 cm desde los bordes.
Esto permitirá que su tapa encaje en el agujero del nivel superior.

vermicompostador_12
Paso 11:

Apile sus piezas sobre la parte superior de cada una. No pegue, atornille, o clave las piezas juntas. Usted querrá poder ser capaz con frecuencia y facilidad. Deben acoplarse entre sí muy bien. Si es demasiado apretado, puede limar o lijar según sea necesario.
Instrucciones de preparación:
Rellene todos los agujeros con masilla para madera y deje secar. Aplique capas adicionales de relleno de madera, según sea necesario. Cuando el relleno para madera esté completamente seco, lije el proyecto en la dirección de la veta de la madera con papel de lija de 120.
Eliminar los restos del lijado en superficies de trabajo también. Limpie con un paño húmedo.
Siempre se recomienda aplicar una capa de prueba en un área oculta o un pedazo de chatarra para garantizar la uniformidad del color y la adherencia.
Final:
Si desea utilizar una capa protectora o colorante, asegúrese de que es seguro para el contacto con alimentos.
Busque el tipo de los utilizados para cucharas de madera o herramientas de carniceros.

 

Imágenes de como queda:

vermicompostador_01vermicompostador_02vermicompostador_03vermicompostador_04vermicompostador_05