Categoria de Archivo: videos

El curioso fenómeno de la timidez de los árboles

La timidez de los árboles es un fenómeno natural observado en algunas especies, donde las copas no se tocan entre sí, formando un dosel con huecos similares a canales fluviales. Unas separaciones llamadas “ranuras de la timidez”, que suelen medir entre 10 y 50 cm.

Crown shyness 1        River_of_Blue
La timidez de los arboles es un curioso fenómeno biológico alelopático (fenómeno biológico por el cual un organismo produce un compuesto bioquímico que influyen en otros organismos), muy poco conocido, más frecuente entre árboles de la misma especie.
No se sabe la causa exacta que produce la timidez del dosel arbóreo. El fenómeno se ha discutido en la literatura científica desde los años 20, pero no fue hasta finales de la década de 1950 cuando se le dio nombre.
La palabra proviene del inglés ‘crown shyness’, termino creado por el biólogo australiano Maxwell Ralph Jacobs que fue el que comenzó el estudio de este fenómeno. Jacobs estudió los patrones de la timidez en el eucalipto (Growth habits of the eucalypts) y llegó a la conclusión de que los brotes eran sensibles a la fricción de las ramas mecidas por el viento, lo que provocaba claros en el dosel.

Dryobalanops_Aromatica_canopy      Timidité (botanique)
Estudios posteriores con el árbol de alcanfor Dryobalanops sumatrensis, no encontraron evidencias de fricción al contacto entre las ramas. Sin embargo si observaron que los brotes eran sensibles a los niveles de luz y dejaban de crecer cuando se acercaban a ramas cercanas.
Muchas especies no son tímidas: las copas se tocan y entrelazan sus ramas, pero es raro que dos canopeos se entremezclen por completo. En Europa, robles y pinos son buenos ejemplos de arboles tímidos, incapaces de tocar a sus vecinos mas cercanos.

Otra explicación de la timidez en los arboles, es que es una forma de permitir que la luz penetre mejor en el bosque y a la vez proporciona una ventaja evolutiva selectiva frente a las enfermedades contagiosas y la propagación de insectos cuyas larvas se alimentan de las hojas. Los árboles tímidos tienen así, menos probabilidades de estar contaminados a pesar de una distribución densa en el espacio.

Timidité (botanique)      timidité des cimes

Pero los arboles retraídos, vergonzosos de tocar a sus próximos congéneres siguen siendo un misterio. Una rareza natural que ha sido notablemente popularizada en películas, libros y conferencias por el biólogo, botánico y dendrólogo, Francis Hallé. Como en el maravilloso documental Il était une forêt (Erase una vez un bosque).

Ver articulo original aquí.

¿Qué pasó cuando a Patrick Moore le ofrecieron un vaso de glifosato?

A raíz de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) haya clasificado al ingrediente activo del herbicida Roundup de Monsanto (glifosato) como probablemente carcinógeno, el periodista y reportero de investigación francés Paul Moreira ha publicado este estupendo vídeo de una entrevista con el defensor de los transgénicos Patrick Moore.

Durante la entrevista, Moore asegura que puede beber un cuarto de vaso de glifosato sin sufrir ningún daño, pero luego, cuando se le ofrece el vaso, le dice al periodista: “No soy idiota”.

La entrevista fue grabada como parte de una investigación de Moreira para la realización de una serie de documentales, “Bientôt dans vos assiettes” (Pronto en su plato), que son emitidos por la televisión francesa Canal +.

El documental muestra los terribles daños producidos en Argentina durante los últimos 15 años por el empleo de las cada vez mayores cantidades de productos químicos en la agricultura, sobre todo en los cultivos de soja transgénica. El documental toma nota de las enfermedades, incluido el cáncer, que padecen las personas que viven en las zonas donde se cultivan las plantas transgénicas Roundup Ready.

Aquí la transcripción de la entrevista de Moreira a Moore, que se realiza en inglés:

Moore: No creo que el uso del glifosato en Argentina esté provocando un aumento del cáncer. Puede beber un cuarto de vaso y no le hará daño.

Entrevistador: ¿Quiere beber un poco? Lo tenemos aquí.

Moore: Estaría encantado… aunque, en realidad…

Entrevistador: Entonces, ¿no quiere beber?

Moore: Sé que no me haría daño.

Entrevistador: Si usted lo dice, tenemos algo de glifosato.

Moore: Yo no soy estúpido

Entrevistador: Entonces, sí que es peligroso, ¿verdad?

Moore: No. La gente intenta suicidarse con él pero no lo consigue, con bastante frecuencia.

Entrevistador: Diga la verdad: es peligroso.

Moore: No es peligroso para los seres humanos. No, no lo es.

Entrevistador: Entonces, ¿usted está preparado para beberse un vaso de glifosato?

Moore: No, no soy idiota.

El entrevistador mira asombrado

Moore: Me va a entrevistar sobre el Arroz Dorado. De eso vamos a hablar.

Entrevistador: ¿En serio?

Moore: Entonces, se acabó.

Entrevistador: Excepto que…

Moore: La entrevista ha terminado.

Entrevistador: ¡Es una buena manera de resolver las cosas!

Moore ( que se levanta para salir): Es un completo idiota.

Lo que no aparece en el vídeo es cuando Moore habla de las mentiras que se están diciendo de que Roundup contribuye al aumento de los casos de cáncer en Argentina. Sin embargo, sí se puede ver en un anuncio del documental de Moreira, en el que también aparece el desconcertado Moore cuando se le ofrece el glifosato para beber.

Esta entrevista fue grabada con anterioridad a la declaración de un panel de científicos de la Organización Mundial de la Salud, de 11 países distintos, anunciando su decisión de incluir al glifosato como probablemente carcinógeno para los seres humanos. Pero Moore está empleando los medios de comunicación social para desacreditar la declaración de la OMS, diciendo que va en contra de las evidencias científicas, comparándolo con la declaración del IPCC (Panel Intergubernamental del Cambio Climático) sobre el cambio climático inducido por el hombre, algo que Moore niega de forma acalorada.

Se puede llegar fácilmente a la conclusión de que a Moore le falta credibilidad y que parece obtener prebendas a cambio. Es uno de los principales miembros del lobby protransgénicos, al que le gusta lanzar agresivos ataques contra los críticos de los transgénicos. Incluso ha participado en una campaña para promover a Moore como Embajador de la Ciencia en la EXPO de Milán en 2015.

Moore acaba de regresar de una gira por Asia, donde se reunió con el Ministro de Agricultura de Bangladesh, entre otros. Fue allí para promover el cultivo del Arroz Dorado, a pesar de que este arroz transgénico no ha sido todavía probado ni se puede conseguir. Existen otros cultivos, más fácilmente disponibles, que pueden suplir la deficiencia de vitamina A, como ya se ha hecho en Filipinas.

Esperemos que otros tan astutos como Paul Moreira denuncien las falsedades de las afirmaciones de personas como Moore. Sin embargo, resulta triste que muchos críticos de Moore, como el periodista George Monbiot, hayan tardado muchos años en reconocer su juego.

Ver artículo original aquí.

El lenguaje de los bosques: ¿se comunican los árboles entre sí?

Bajo la apariencia de paz y armonía de los bosques se esconde un mundo de intensas batallas por la supervivencia. A lo largo de su vida, los árboles sufren infinidad de ataques de organismos nocivos, como insectos, bacterias y hongos. Hasta hace poco tiempo la respuesta contra estos enemigos se veía como una reacción simple y pasiva. En cambio, hoy se sabe que los mecanismos de defensa de los árboles, como los de cualquier otra planta, son rápidos, activos e implican a otros elementos del ecosistema con los que los arboles establecen relaciones de diferente naturaleza.

Para hacer frente a las continuas agresiones, los árboles han desarrollado complejos y variados sistemas defensivos que pueden regular en función del riesgo de ataque y de las condiciones ambientales. Así, del mismo modo que el sistema inmune del ser humano responde ante situaciones de riesgo de infección o ataque, los árboles reaccionan para aumentar y producir más y nuevas defensas.

Los pinos jóvenes, por ejemplo, multiplican hasta cuatro veces el contenido de su resina, su principal sustancia defensiva, pocas horas después de ser atacados por el gorgojo del pino (Hylobius abietis). Este insecto come su corteza y el tejido conductor de nutrientes y causa enormes pérdidas en el sector forestal en toda Europa. Además, su ataque desencadena cambios morfológicos en el sistema de canales resiníferos que protegen al pino a medio y largo plazo. Los pinos pueden dejar de crecer y dedicar todos sus recursos a producir barreras químicas y físicas adecuando su anatomía y fisiología a la situación de riesgo.

Hylobios

Pero estas respuestas no son siempre iguales ya que dependen entre otros factores del enemigo que provoca el daño, de la intensidad de este y de los factores ambientales como la disponibilidad de luz, agua y nutrientes. Estudios recientes en este ámbito ponen de manifiesto que uno de los mecanismos defensivos más característicos son las alteraciones en la emisión de compuestos aromáticos a la atmósfera.

Multitud de compuestos orgánicos volátiles son continuamente liberados por las plantas y en particular por los árboles. Esta liberación la percibimos en el peculiar olor que desprende un pinar, un eucaliptal o un bosque de laureles. Pues bien, la alteración en la concentración o composición de estas mezclas de sustancias es un efectivo sistema de comunicación interno del propio árbol. De este modo, señala la presencia de un ataque a partes alejadas de este sin necesidad de recurrir al lento y costoso transporte a través del sistema vascular.

Y no solo eso: con estas variaciones en la emisión de volátiles, el ‘aroma a estrés’ de la planta es una pista de información fiable que logra atraer a otros organismos, como aves insectívoras e insectos depredadores y parasitoides de los herbívoros, que se alimentan de los enemigos del árbol y son por ello beneficiosos para él. Así consiguen indirectamente reducir la presión de sus atacantes, estableciendo una red de relaciones con otros habitantes del bosque que, como si de un lenguaje se tratase, interpretan los mensajes emitidos por los árboles.

Pero, ¿podrían otros árboles en la vecindad percibir este código particular de sustancias volátiles como señal de alarma y alto riesgo de ataque? De ser así, las plantas no atacadas al detectar los mensajes de alerta en los compuestos emitidos, podrían pre-activar su sistema inmunitario y prepararse para un posible ataque. En la actualidad las investigaciones en este campo se centran en despejar estas y otras incógnitas acerca de las diversas formas de comunicación entre las diferentes partes del mismo árbol, entre distintos árboles, entre árboles e insectos e incluso entre árboles y hongos beneficiosos. Se abre un complejo mundo de interacciones donde son muchos los organismos implicados que perciben o participan de este lenguaje de los bosques. Desde este punto de vista se puede decir que hemos entrado en la era de la comunicación de las plantas.

Ver artículo original aquí.

David contra Monsanto

Imagínese usted, que un temporal afecta sobre su jardín. Y sin que usted lo sepa y sin su consentimiento, caen semillas que están manipuladas genéticamente, en su huerta. Un par de dias después, vienen los representantes de una empresa a su casa, reclamen su verdura y le hacen una denuncia de 20.00,00 € por utilizar semillas manipuladas genéticamente que están patentadas.

Además la justicia les da razón!
Pero usted lucha…
Esta pequeña historia no es una utopia, es la triste realidad a nivel mundial. Tambien es la realidad de Percy y Loiuse Schmeiser en Canadá – ganadores de el premio Nobel de alternativos, quienes luchan desde el año 1996 contra el fabricante de química y semillas Monsanto. Aproximadamente tres cuartas partes de la cosecha mundial, de plantas manipuladas genéticamente, son de los laboratorios Monsanto. Un grupo industrial de la USA que ha inventado el DDT, PCB y que dicen que Agent Orange es su propiedad. Para ganar el predominio desde el campo hasta el plato, no se atemorizan por nada. También los granjeros Troy Rush, David Runyon y Marc Loiselle tuvieron que enterarse de esto, como miles de otros granjeros en todo el mundo.

Ellos y los Schmeisers no solo están luchando contra Monsanto, lo hacen también para poder asegurar su existencia como granjeros, así como para defender la libertad de expresión y por el derecho de propriedad. Pero sobre todo interceden por el futuro de sus hijos y nietos, para que ellos también tengan una oportunidad de crecer en un mundo, sin elimento que esté manipulado genéticamente.

Esta película de coraje. Coraje a le gente que temen, que una sola persona a no tiene poder contra la política, el conglomerado o la economía. “David contra Monsanto” demuestra lo contrario.

Ver documental aquí.

Debate con Jairo Restrepo y Nacho Simon

 

“Una agricultura en la que las cosas para comer mejor se tienen que pagar más caras es una agricultura fascista. Y esta agricultura la ha fomentado Europa.”

“Estamos siendo engañados por una gran mafia que existe en Europa: la certificación de lo mal llamado orgánico.”

“Los alimentos sanos deben ser un bien universal.”
“75% de los agricultores en america latina utilizan en alguna medida estiércol de vaca. ¿Por qué no se socializa?”

“No hay desgracia en el campo donde no esté metida la mano del Estado. La desgracia en el campo llegó de la mano de técnicos y agrónomos financiada por el Estado y subsidiada por los Bancos”

“¿De qué  tipo de velocidad quieres que sea tu alimento?¿A velocidad de la industria, del campesino o de la Naturaleza? Cuanto más nos retiramos de la velocidad de la Naturaleza más la artificializamos y más tenemos que adaptar los suelos a esas condiciones”

“Todos los suelos tienen una vocación. Sólo hay que encontrarla”

“Cuando tenemos 200 lombrices por metro cúbico de suelo interfiriendo en la materia orgánica, tenemos el movimiento de 80-100 toneladas de agujeros de tierra por año y por hectárea”

“El suelo es una roca disuelta”

“Si hambre es ley, rebeldía es justicia”

 

Volver al Edén

“Volver al Edén” comparte la historia del viaje de toda la vida de un hombre, PAUL GAUTSCHI, que camina con Dios y aprende cómo volver a los métodos simples y productivos de agricultura sostenible que se les dio al hombre en el jardín del Edén. Su sistema de jardinería orgánica  ha dado lugar a experiencias increíbles y se ha ganado el interés de visitantes de todo el mundo. Un video en el que se documenta métodos de cultivo orgánico para compartir.

Ver enlace aquí

¡Frutas y Verduras sin Gloria!

La manzana grotesca, la patata ridícula, la naranja horrible, el limón fracasado, la berenjena desfigurada, la horrible zanahoria, la desafortunada clementina.

Cada año, más de 300 millones de toneladas de frutas y verduras deformes – pero perfectamente saludables – se tiran porque los supermercados no pueden venderlas. ¿Pero qué pasaría si pudieran ser vendidos? ¿Y a un precio más barato?

Este ingenioso plan para luchar contra el desperdicio de alimentos, parece tener una respuesta.

Ver enlace aquí

« Entradas Antiguas