Empleado de Monsanto admite que existe un departamento entero para “Desacreditación” de científicos. Pero nadie lo sabe

Si te atreves a publicar un estudio científico contra la Gran Biotecnología, Monsanto te difamará y desacreditará.

Por primera vez, un empleado de Monsanto admite que hay todo un departamento dentro de la empresa con la simple tarea de “desprestigiar” y “desacreditar” a los científicos que hablan en contra de los transgénicos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó recientemente el glifosato (el herbicida químico Roundup más vendido de Monsanto) como carcinógeno. Sobre lo cual Monsanto ha estado exigiendo que la OMS y la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) se retracten de sus declaraciones acerca de la toxicidad de los venenos para la salud humana.

La compañía exige esto a pesar de un estudio examinado y revisado, publicado en marzo de 2015 en la respetada revista “The Lancet Oncology”, la cual llevó a cabo un análisis que demuestra que el glifosato era de hecho “probablemente cancerígeno”.

El vicepresidente de Monsanto de asuntos regulatorios globales Philip Miller dijo en una entrevista a Reuters lo siguiente:

“Cuestionamos la calidad de la evaluación. La OMS tiene algo que explicar “.

La OMS ya se ha “explicado” Sr. Miller. El estudio dice:

“El glifosato es un herbicida de amplio espectro, en la actualidad con los volúmenes de producción más altos de todos los herbicidas. Se utiliza en más de 750 productos diferentes para aplicaciones agrícolas, forestales, urbanas y en el hogar. Su uso se ha incrementado notablemente con el desarrollo de variedades de cultivos resistentes al glifosato modificados genéticamente. El glifosato se ha detectado en el aire durante la pulverización, en el agua y en los alimentos. Hubo pruebas limitadas en humanos de la carcinogenicidad de glifosato.
El glifosato se ha detectado en la sangre y la orina de los trabajadores agrícolas, lo que indica una absorción. Los microorganismoss del suelo degradan el glifosato en ácido aminometilfosforico. La detección de ácido aminometilfosforico en sangre después de intoxicaciones sugiere metabolismo microbiano intestinal en los seres humanos.
El glifosato y sus formulaciones indujo daños en el ADN y los cromosomas en mamíferos, en células humanas y animales in vitro.
Un estudio informó aumentos en los marcadores sanguíneos de daño cromosómico (micronúcleos) en los residentes de varias comunidades después de la pulverización de las formulaciones de glifosato “.

En una reciente charla constituida en su mayoría por estudiantes que esperaban obtener buenas prácticas en su campo, un estudiante le preguntó lo que la empresa estaba haciendo para negar “mala ciencia” en relación con su trabajo.

El empleado de Monsanto, el Dr. William “Bill” Moar, quien da charlas sobre los productos de Monsanto para tranquilizar a todo el mundo de que están a salvo, tal vez olvidó que el evento era público cuando él abiertamente reveló que en Monsanto había:

“Un departamento entero” (agitando el brazo para dar énfasis) dedicado a la ciencia del “descrédito” para los que no estén de acuerdo con la de ellos “.

Probablemente, esta es la primera vez que un empleado de Monsanto ha admitido públicamente que tienen un inmenso peso político y financiero para pagar a los científicos que se atreven a publicar en su contra. Por supuesto este departamento de descrédito no se encuentra en su sitio web.

La compañía no se detendrá ante nada para desacreditar y devaluar las contribuciones irreprochables de la revista Lancet y los organismos científicos internacionales de la OMS y la IARC, entre otros.

Hay mucho en juego – después de todo, toda una industria de semillas OGM (para los que actualmente tienen más de una de las tres cuartas monopolio acción) se basa en Roundup. El glifosato es su producto distintivo, y es responsable de miles de millones en ventas contando las semillas que venden acompañadas de su éxitoso herbicida.

En una sola frase hecha públicamente, Moar ha admitido que la ciencia financiada por Monsanto es pura propaganda – y en esencia que, efectivamente, tienen docenas, si no cientos de empleados fuera para asegurarse de que no haya ciencia que diga la verdad sobre sus productos cancerígenos consiguiendo credibilidad en la era de la información.

Monsanto también ha resistido a las conclusiones de los organismos reguladores, en particular en Estados Unidos, donde la puerta giratoria entre las corporaciones de agroquímicos y el gobierno parece no tener fin.

 

Ver noticia original aquí.

¿Qué es la Leonardita?

La Leonardita es una forma de ácidos húmicos encontrada exclusivamente en Dakota del Norte. Es llamada así en homenaje al Dr. A.G. Leonard, el primer director del Servicio Geológico del Estado de Dakota del Norte y primer científico que estudió las propiedades de esa sustancia.
La formación de la leonardita se remonta a la era carbonífera del Paleozoico, cerca de 280 millones de años atrás. La amplia y jugosa vegetación existente entonces en lo que es hoy Dakota del Norte fue destruida y carbonizada, pero en ese proceso fueron exprimidos los ricos jugos orgánicos formando originalmente lagunas de poca profundidad que también se carbonizaron dando origen a la leonardita. La masa fibrosa se transformó en carbón en cima del cual se formó la delgada capa de leonardita. A través de los millones de años de su formación, la leonardita ha estado sujeta a toda clase de acciones físicas y químicas, como también microbiológicas, para llegar a su forma actual.
Como se ha dicho, la leonardita es una forma de ácidos húmicos, pero eso es como decir que la pera es una fruta. Hay muchas otras frutas y hay muchos otros ácidos húmicos. Lo que todos los ácidos húmicos tienen en común es que son el producto final de la descomposición de materias orgánicas (principalmente vegetales). Pero, lógicamente, el material de origen ha sido diferente en cada caso.
También ha sido diferente el proceso de formación y su duración. Como contraste se citan los ácidos húmicos encontrados en La Florida que provienen de una muy reciente (máximo 50.000 años) formación de turba. Aunque tratándose en ambos casos de “ácidos húmicos”, hay una gran diferencia en su estructura molecular y —sobre todo— en sus propiedades biológicas. Y si cada tipo de ácidos húmicos es diferente, ¿no es obvio que los beneficios de cada cual para la salud del suelo y de los cultivos también son diferentes?
Queda claro que no hay una definición exacta de “ácidos húmicos”. Se trata más bien de una designación genérica. Pero, incluso en el caso de la leonardita, es probable que no existan dos moléculas exactamente iguales, aún si vienen del mismo lugar de la misma mina.
Hemos usado el término “ácidos húmicos” (plural) no sólo por la diversidad de esas sustancias, sino también porque se trata de un nombre colectivo de tres tipos de ácidos húmicos:
1. Los ácidos húmicos propiamente dichos que se distinguen por su alto peso molecular (hasta 50.000) y que son solubles en ambientes alcalinos pero se precipitan en soluciones ácidas.
2. Los ácidos fúlvicos que se caracterizan por su peso molecular mucho más bajo (generalmente por debajo de 5.000) y por su solubilidad tanto en ambientes alcalinos como ácidos.
3. La humina que permanece virtualmente insoluble.
Luego, hay el factor de la pureza del material. Los ácidos húmicos de Dakota del Norte, es decir la leonardita, tienen un grado de pureza del 70 al 90 %, mientras que los de otra procedencia difícilmente pasan del 50 o 55%.
A continuación aparece la estructura típica de la leonardita, según H.R. Schulten y
M. Schnitzer, Naturwissenschaften, 80, 29 (1993):
molecula-AH
Solubilidad:
Todos los ácidos húmicos, al sacarlos de las minas, son virtualmente insolubles en agua. Para poder usarlos en agricultura es preciso aumentar su grado de solubilidad o convertirlos en soluciones (o polvos solubles):
Para aumentar el grado de solubilidad se puede moler el material finamente. Las partículas finas se solubilizan en el suelo con mayor rapidez, con tal de que exista suficiente humedad. Si hay una ligera diferencia en la granulometría se produce la solubilización sucesiva o “liberación sostenida”.
Naturalmente, los ácidos húmicos de baja pureza y frecuente contenido de metales pesados no son aptos para la aplicación directa al suelo.
Para la obtención de una solución hay básicamente dos formas: la extracción ácida y la extracción alcalina. En el último caso se usa el hidróxido de potasio (KOH) para obtener una solución que contenga un máximo de 15% de ácidos húmicos (la solución se satura alrededor del 16 o 17%). Frecuentemente se le da el nombre de humato de potasio a este producto que puede ser secado para convertirse en polvo soluble. Los “Ácidos Húmicos Lombricor” contienen humatos de potasio provenientes de la leonardita. Éstos últimos pueden ser aplicado por vía foliar y por sistemas de riego por goteo.
Propiedades de la Leonardita
A continuación se examinan los efectos de los ácidos húmicos propiamente dichos en comparación con los de los ácidos fúlvicos. En la práctica no se puede hacer una separación tan clara puesto que los productos a base de ácidos húmicos también contienen cierta cantidad de ácidos fúlvicos. Y los productos que contengan básicamente ácidos fúlvicos, también contienen cierta cantidad de ácidos húmicos.
La actividad de los ácidos húmicos y fúlvicos ha sido objeto de una larga lista de trabajos de investigación. En su libro Organic Soil Conditioning (Jackson Research Center, 1993) el autor, William R. Jackson, ha condensado la riqueza de datos en las siguientes categorías:
Ácidos Húmicos derivados de la Leonardita
A. Condiciones Físicas del Suelo
1. Mejora la estructura y textura del suelo. De particular importancia en el caso de suelos arcillosos pesados. El suelo se hace más “esponjoso”.
2. Mejora la capacidad de manejar el agua del suelo. Aumenta el drenaje cuando hay exceso de agua, pero siempre retiene agua suficiente. Importante en caso de sequía.
3. Aumento el grado de aireación. Facilita el suministro de oxígeno a los microorganismos aerobios.
4. Facilita la absorción de calor.
5. Propiedades “tampón”, concretamente la prevención de cambios rápidos enel pH del suelo gracias a que la sustancia húmica facilita el intercambio deiones libres de hidrógeno en el suelo.
B. Condiciones Mecánicas.
Los ácidos húmicos proporcionan:
1. Un medio más favorable para el desarrollo de los sistemas radiculares.
2. Un medio que estimula y multiplica la actividad de los microorganismos beneficiosos del suelo.
C. Actividad Química en el Suelo.
Los ácidos húmicos son de particular importancia por su contribución a:
1. La desintegración continua de las rocas en el suelo para así liberarcantidades adicionales de nutrientes importantes.
2. Las reacciones químicas en el suelo que convierten un número importante de compuestos químicos disponibles para la absorción radicular. Por ejemplo, la conversión de fósforo en la forma disponible para el uso por la planta, y la quelación de compuestos de hierro en el suelo para que sean aptas para la utilización en el metabolismo de clorofila.
3. La reducción del “bloqueo”’ de fósforo en el suelo, particularmente en los suelos arcillosos.
4. La liberación del dióxido de carbono del carbonato de calcio, aumentando así la disponibilidad de este importante nutriente a través de las raíces para la síntesis de carbohidratos.
5. La neutralización de sustancias químicas potencialmente tóxicas en el suelo.
6. La alta capacidad de intercambio catiónico en los suelos, permitiendo la mejor retención y utilización de varios elementos, incluyendo minerales y nitrógeno del suelo, al prevenir contra las pérdidas de esos compuestos por drenaje desde la zona radicular. En la presencia de cantidades adecuadas de ácidos húmicos los nutrientes se mantienen en el suelo y se hacen disponible a las raíces según la demanda.
7. El almacenamiento de nutrientes. La gradual descomposición de sustancias orgánicas por la acción de los microorganismos del suelo resulta en la disponibilidad de:
(a) dióxido de carbono, (b) el nitrógeno en forma de amoníaco se transforma rápidamente en nitritos y nitratos por la acción bacteriana, (c) fósforo y otros elementos esenciales para el crecimiento de las plantas, como azufre y potasio.
8. Que los compuestos orgánicos de alto peso molecular sean reducidos, gracias a los microorganismos y bioquímica del suelo, haciendo disponible hasta 5.000 calorías por gramo de energía para el uso por las plantas hasta que se produzca más biodegradación.
9. El retardo del crecimiento de los organismos patógenos.
10. La promoción y conversión (quelación) de un número de elementos en forma de nutrientes para las plantas.
D. Valores Bioquímicos.
Los siguientes efectos generales han sido observados por botánicos, fisiólogos de plantas y horticultores en todo el mundo:
1. Estimulante del crecimiento y de la división celular de las plantas, incluyendo el crecimiento acelerado debido a la presencia de reacciones de tipo auxínico.
2. Desarrollo efectivo de los sistemas circulatorios de las plantas.
3. Funcionamiento más favorable de los sistemas de respiración y transpiración de las plantas.
4. Reducción en el estrés y el deterioro prematuro.
Las actividades fisiológicas de las plantas relacionadas arriba reciben beneficios adicionales de los ácidos húmicos debido a que contribuyen a la formación de sustancias estimulantes de las plantas conocidas como auximonas que parecen ser absorbidas por las raíces para ocasionar actividades fisiológicas deseables en mayor grado al aumentar la permeabilidad del plasma y membrana celular. Esto promueve la absorción de nutrientes al aumentar el desarrollo de polifenoles que funcionan como catalizadores respiratorios, causando así un aumento en el metabolismo de la planta. La estimulación del sistema enzimático de la planta acelera la división celular.
E. Resultados Pragmáticos.
Como resultado de los factores relacionados arriba, se estimula el crecimiento de las plantas de las siguientes maneras:
1. Mejor germinación de semillas.
2. Mayor crecimiento radicular.
3. Aumento en la formación de nódulos de leguminosas (número y tamaño).
4. Mayor resistencia a insectos y enfermedades.
5. Mayor resistencia a sequías y heladas.
Ácidos Fúlvicos derivados de la Leonardita
A. Efectos Fisiológicos Estimulantes
1. Los ácidos fúlvicos penetran las raíces y hojas. Luego se translocan a todas las partes de la planta.
2. Los ácidos fúlvicos aumentan la actividad celular al aumentar el metabolismo.
3. Hasta muy pequeñas concentraciones de ácidos fúlvicos son capaces de activar los sistemas enzimáticos en las plantas y su resultado se observa especialmente en la respiración de la planta.
4. El oxígeno se absorbe más intensamente en la presencia de ácidos fúlvicos.
5. La presencia de ácidos fúlvicos durante el período inicial de crecimiento aumenta la actividad vital de la planta y alivia la deficiencia de oxígeno.
6. La actividad catalítica de los ácidos fúlvicos en la respiración de las plantas mejora su capacidad de superar condiciones áridas.
7. Los ácidos fúlvicos actúan como agentes sensibilizadores específicos de las células y aumentan la permeabilidad de la membrana celular, contribuyendo a la mejor absorción de agua y nutrientes desde el suelo circundante.
8. Los ácidos fúlvicos aumentan la actividad de varias enzimas, incluyendo la transaminasa e invertasa. También intensifican el metabolismo de proteínas, ARN y ADN.
9. Los ácidos fúlvicos estimulan la germinación de semillas y promueven el desarrollo y crecimiento de raíces y esquejes.
10. Todos los compuestos húmicos, y especialmente los de la fracción fúlvica, son excelentes quelatantes e intercambiadores catiónicos. Esas propiedades funcionales de los ácidos fúlvicos son de vital importancia en la nutrición de toda clase de plantas.
B. Significado Ecológico
Según F.J. Stevenson (Humus Chemistry, John Wiley & Sons, 1994), los ácidos fúlvicos—siendo más solubles que los ácidos húmicos—pueden tener una función especial respecto al destino de los compuestos orgánicos aplicados al suelo como plaguicidas. Asimismo, los ácidos fúlvicos pueden ser particularmente eficaces para disolver silicatos.
Los ligandos como ácidos fúlvicos son mezclas complejas con propiedades polielectrolíticas. Esos polímeros, o mezclas electrolíticas complejas, juegan un papel importante en los sistemas naturales (lagos, ríos y soluciones del suelo) de iones metálicos, enlazan do con contaminantes orgánicos (como plaguicidas), y catalizando la descomposición de los contaminantes tóxicos.
Importancia de la Leonardita
Se ha dicho que los ácidos húmicos son la quintaesencia del humus, y entre los ácidos húmicos formados en muchas partes del mundo se destaca la leonardita cuya formación tomó 280 millones de años.
La leonardita es el único material húmico en el mundo con un grado de pureza promedio del 80 por ciento. Esto permite que el material puede ser aplicado directamente al suelo sin temor de contaminar el suelo con metales pesados u otras sustancias tóxicas.
Gracias a su material de origen (ricos éteres y ésteres orgánicos de la vegetación jugosa del paleozóico) y su feliz formación a través de tantos millones de años, la leonardita se distingue por su excepcional actividad biológica que demostrablemente es superior (en por lo menos un caso hasta ocho veces más activo) a los ácidos húmicos provenientes de otras fuentes.
La leonardita es fuente, tanto de ácidos húmicos como fúlvicos, y en su proporción óptima radica parte de la superioridad de sus rendimientos. Gracias a las propiedades exclusivas de la leonardita, sus dosis de aplicación son más bajas y más económicas. Y el ahorro se extiende a la muy significativa reducción en las dosis de los fertilizantes comerciales (NPK).
Pero lo más importante es su profundo efecto sobre la salud del suelo y la vitalidad del cultivo, hechos que se traducen en rendimientos más abundantes y cosechas sanas y de óptima calidad.

¿Qué pasó cuando a Patrick Moore le ofrecieron un vaso de glifosato?

A raíz de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) haya clasificado al ingrediente activo del herbicida Roundup de Monsanto (glifosato) como probablemente carcinógeno, el periodista y reportero de investigación francés Paul Moreira ha publicado este estupendo vídeo de una entrevista con el defensor de los transgénicos Patrick Moore.

Durante la entrevista, Moore asegura que puede beber un cuarto de vaso de glifosato sin sufrir ningún daño, pero luego, cuando se le ofrece el vaso, le dice al periodista: “No soy idiota”.

La entrevista fue grabada como parte de una investigación de Moreira para la realización de una serie de documentales, “Bientôt dans vos assiettes” (Pronto en su plato), que son emitidos por la televisión francesa Canal +.

El documental muestra los terribles daños producidos en Argentina durante los últimos 15 años por el empleo de las cada vez mayores cantidades de productos químicos en la agricultura, sobre todo en los cultivos de soja transgénica. El documental toma nota de las enfermedades, incluido el cáncer, que padecen las personas que viven en las zonas donde se cultivan las plantas transgénicas Roundup Ready.

Aquí la transcripción de la entrevista de Moreira a Moore, que se realiza en inglés:

Moore: No creo que el uso del glifosato en Argentina esté provocando un aumento del cáncer. Puede beber un cuarto de vaso y no le hará daño.

Entrevistador: ¿Quiere beber un poco? Lo tenemos aquí.

Moore: Estaría encantado… aunque, en realidad…

Entrevistador: Entonces, ¿no quiere beber?

Moore: Sé que no me haría daño.

Entrevistador: Si usted lo dice, tenemos algo de glifosato.

Moore: Yo no soy estúpido

Entrevistador: Entonces, sí que es peligroso, ¿verdad?

Moore: No. La gente intenta suicidarse con él pero no lo consigue, con bastante frecuencia.

Entrevistador: Diga la verdad: es peligroso.

Moore: No es peligroso para los seres humanos. No, no lo es.

Entrevistador: Entonces, ¿usted está preparado para beberse un vaso de glifosato?

Moore: No, no soy idiota.

El entrevistador mira asombrado

Moore: Me va a entrevistar sobre el Arroz Dorado. De eso vamos a hablar.

Entrevistador: ¿En serio?

Moore: Entonces, se acabó.

Entrevistador: Excepto que…

Moore: La entrevista ha terminado.

Entrevistador: ¡Es una buena manera de resolver las cosas!

Moore ( que se levanta para salir): Es un completo idiota.

Lo que no aparece en el vídeo es cuando Moore habla de las mentiras que se están diciendo de que Roundup contribuye al aumento de los casos de cáncer en Argentina. Sin embargo, sí se puede ver en un anuncio del documental de Moreira, en el que también aparece el desconcertado Moore cuando se le ofrece el glifosato para beber.

Esta entrevista fue grabada con anterioridad a la declaración de un panel de científicos de la Organización Mundial de la Salud, de 11 países distintos, anunciando su decisión de incluir al glifosato como probablemente carcinógeno para los seres humanos. Pero Moore está empleando los medios de comunicación social para desacreditar la declaración de la OMS, diciendo que va en contra de las evidencias científicas, comparándolo con la declaración del IPCC (Panel Intergubernamental del Cambio Climático) sobre el cambio climático inducido por el hombre, algo que Moore niega de forma acalorada.

Se puede llegar fácilmente a la conclusión de que a Moore le falta credibilidad y que parece obtener prebendas a cambio. Es uno de los principales miembros del lobby protransgénicos, al que le gusta lanzar agresivos ataques contra los críticos de los transgénicos. Incluso ha participado en una campaña para promover a Moore como Embajador de la Ciencia en la EXPO de Milán en 2015.

Moore acaba de regresar de una gira por Asia, donde se reunió con el Ministro de Agricultura de Bangladesh, entre otros. Fue allí para promover el cultivo del Arroz Dorado, a pesar de que este arroz transgénico no ha sido todavía probado ni se puede conseguir. Existen otros cultivos, más fácilmente disponibles, que pueden suplir la deficiencia de vitamina A, como ya se ha hecho en Filipinas.

Esperemos que otros tan astutos como Paul Moreira denuncien las falsedades de las afirmaciones de personas como Moore. Sin embargo, resulta triste que muchos críticos de Moore, como el periodista George Monbiot, hayan tardado muchos años en reconocer su juego.

Ver artículo original aquí.

De plástico flotando en el mar al escaparate de Harrods

De botella de refrescos o lejia flotando en el mar a moda española sostenible en el escaparate de Harrods…, aunque no será solo una botella sino muchos de los residuos plásticos que flotan en el litoral del levante español y que, desde el próximo 1 de abril, recuperarán pescadores de 140 arrastreros.

Quien lo cuenta es Javier Goyeneche, presidente y fundador de Ecoalf, la firma de moda española que, en apenas tres años de existencia esta “agitando” el sector al transformar basura en ropa técnica o complementos de diseño y que ahora lanza en España una de sus iniciativas más ambiciosas el “Proyecto del Mar”.

Redes, botellas de plástico, neumáticos y hasta café… son algunos de los residuos con los que ya trabajan y a los que dan una nueva vida, porque como le gusta recordar a Goyeneche, donde algunos ven basura Ecoalf ve materias primas.

“La idea era crear una marca de moda que fuera realmente sostenible y lo más sostenible es no seguir usando los recursos del planeta, por eso empezamos con el reciclado como una opción, pero teníamos que ser capaces de crear una nueva generación de productos reciclados con calidad y diseño”.

No fue sencillo, Goyeneche recorrió el mundo para encontrar proveedores e industrias capaces de transformar los residuos y esta forma de pensar no le ha ido mal, pues la compañía espera alcanzar este año el “break even”, tal y como preveía en su “bussines plan” con una faturación de entre 5 y 5,5 millones de euros.

El primer año -recuerda- facturamos 1,2 millones de euros y dedicamos casi el 25% a I+D+i, el año pasado fueron 3 millones y “este año esperamos estar en unos 5,5 millones, que es donde esta nuestro “punto de equilibrio”, aunque -resalta- todo depende de los márgenes, que en una compañía de estas características son muy ajustados, porque queremos hacer todo el proceso donde captamos el residuo.

Esta singularidad, el carácter sostenible y el compromiso con el reciclaje es lo esta marcando la diferencia para esta firma en el competitivo mundo de la moda.

gajkamste0400ws15_184_1_1Sus plumiferos procedentes de botellas, bolsos o mochilas a partir de redes, fundas para móviles de envases, o chanclas a partir de neumáticos… cuya procedencia nadie sospecharía, salvo por dos detalles: presumen de ello y la “trazabilidad” con la que han seducido a gigantes del comercio como Harrods, empresas tecnológicas como Apple o estrellas como Gwyneth Paltrow o el cantante will.i.am.

Hasta la fecha casi todos sus proyectos han sido fuera de España menos el de neumáticos, gracias a una alianza con SIGNUS Ecovalor, el principal sistema encargado del reciclaje de ruedas usadas con las que fabrican en Arnedo (La Rioja) las sandalias Flip-flop.

El del “Mar” será el primer “proyecto gordo” 100% en España para el cual, la firma de moda ha llegado a un acuerdo con las cofradías de pescadores de Levante e involucrado a unos 140 barcos de pesca de arrastre, que colaboraran en la retirada de residuos plásticos del mar.

Cuando los arrastreros salen a faenar, sus redes “atrapan” además de peces entre 3 y 5 kilogramos de residuos plásticos por barco y día que luego se vuelven a arrojar al mar. Ahora se comprometen a traerlos a puerto, donde Eoalf y sus socios montarán cuatro o cinco puntos de clasificación.

A partir de ahí comenzará el trabajo de separar polipropileno (botellas de lejia y otras,) polietileno y aluminio, de los que, en una primera fase se hará una colección de fundas de smartphones a base de PET, en la que con diseñadores y artistas gráficos se cuente los esta pasando en el mar

Tras casi un año y pico trabajando en el proyecto, todo esta listo para comenzar pero no ha sido fácil porque intervienen 11 fábricas en el proceso.

Inicialmente el coste será asumido en su totalidad por Ecoalf ya que la ayuda que habían solicitado al Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI)les fue denegada y se encuentran pendientes de una propuesta presentada a los proyectos Life+ de la Unión Europea, explica Goyeneche.

Javier Goyeneche, presidente de Ecoalf y su directora creativa Carol Blázquez en EFEverde.

Un filántropo americano se ha interesado por el proyecto y parece dispuesto a apoyar la iniciativa en una operación que esperan cerrar en los próximos meses con la constitución de una fundación.

Trabajar con residuos del mar es complicado porque “estimamos que solo un 40% por ciento es plástico y porque su estado de conservación es peor y ahí es donde necesitamos más I+D+i, dado que la calidad del producto depende de la calidad del hilo.

Como además como se busca la “total trazabilidad de la “materia prima” desde el mar hasta los escaparates de Harrods, Ecoalf estará durante ocho o nueve meses sacando y almacenando los residuos plásticos del mar. “Cuanto tengamos un mínimo de 15 toneladas -explica Goyeneche- podremos empezar para saber que esa granza textil es 100% del mar”.

La idea es fabricar ropa de altas prestaciones, vinculada a la actividad marina, la vela o la pesca pero aunque si no se logra la calidad requerida se “bajarían las pretensiones” y se elaborarían otras prendas no tan técnicas.

De momento cuentan con los pescadores de arrastre como aliados entusiastas. Son conscientes de que tienen mala imagen y están encantados con la iniciativa en la que ellos mismos estarán limpiando el mar en un proyecto único a nivel mundial.

“Cuando hablas con ello te dicen que hay una zona, llegando a Ibiza, en la que hay mucho plástico”, por eso la parte final del proyecto será la más bonita, vendrá después cuando se comprueben los beneficios ambientales en los ecosistemas y la biodiversidad de la zona para lo cual prevén alcanzar acuerdos con ONG y entidades científicas.

A quienes les dicen que sus productos son caros, subrayan que “una de sus obsesiones” es tener una línea que sea muy accesible porque “el precio no debe ser un motivo para no ser sostenible” y con el 90% de sus ventas internacional es curioso que “en algunas tientas no entramos por baratos”.

Ecoalf ha sido galardonada en los Premios Europeos de Medio Ambiente a la Empresa, que otorga la Fundación Biodiversidad, en la categoría de “producto/servicio para el desarrollo sostenible”, por la generación de moda ecológica a través de materiales reciclados.

http://www.efeverde.com/wp-content/uploads/2015/03/eCOALF1.jpg

Ver noticia original aquí.

El lenguaje de los bosques: ¿se comunican los árboles entre sí?

Bajo la apariencia de paz y armonía de los bosques se esconde un mundo de intensas batallas por la supervivencia. A lo largo de su vida, los árboles sufren infinidad de ataques de organismos nocivos, como insectos, bacterias y hongos. Hasta hace poco tiempo la respuesta contra estos enemigos se veía como una reacción simple y pasiva. En cambio, hoy se sabe que los mecanismos de defensa de los árboles, como los de cualquier otra planta, son rápidos, activos e implican a otros elementos del ecosistema con los que los arboles establecen relaciones de diferente naturaleza.

Para hacer frente a las continuas agresiones, los árboles han desarrollado complejos y variados sistemas defensivos que pueden regular en función del riesgo de ataque y de las condiciones ambientales. Así, del mismo modo que el sistema inmune del ser humano responde ante situaciones de riesgo de infección o ataque, los árboles reaccionan para aumentar y producir más y nuevas defensas.

Los pinos jóvenes, por ejemplo, multiplican hasta cuatro veces el contenido de su resina, su principal sustancia defensiva, pocas horas después de ser atacados por el gorgojo del pino (Hylobius abietis). Este insecto come su corteza y el tejido conductor de nutrientes y causa enormes pérdidas en el sector forestal en toda Europa. Además, su ataque desencadena cambios morfológicos en el sistema de canales resiníferos que protegen al pino a medio y largo plazo. Los pinos pueden dejar de crecer y dedicar todos sus recursos a producir barreras químicas y físicas adecuando su anatomía y fisiología a la situación de riesgo.

Hylobios

Pero estas respuestas no son siempre iguales ya que dependen entre otros factores del enemigo que provoca el daño, de la intensidad de este y de los factores ambientales como la disponibilidad de luz, agua y nutrientes. Estudios recientes en este ámbito ponen de manifiesto que uno de los mecanismos defensivos más característicos son las alteraciones en la emisión de compuestos aromáticos a la atmósfera.

Multitud de compuestos orgánicos volátiles son continuamente liberados por las plantas y en particular por los árboles. Esta liberación la percibimos en el peculiar olor que desprende un pinar, un eucaliptal o un bosque de laureles. Pues bien, la alteración en la concentración o composición de estas mezclas de sustancias es un efectivo sistema de comunicación interno del propio árbol. De este modo, señala la presencia de un ataque a partes alejadas de este sin necesidad de recurrir al lento y costoso transporte a través del sistema vascular.

Y no solo eso: con estas variaciones en la emisión de volátiles, el ‘aroma a estrés’ de la planta es una pista de información fiable que logra atraer a otros organismos, como aves insectívoras e insectos depredadores y parasitoides de los herbívoros, que se alimentan de los enemigos del árbol y son por ello beneficiosos para él. Así consiguen indirectamente reducir la presión de sus atacantes, estableciendo una red de relaciones con otros habitantes del bosque que, como si de un lenguaje se tratase, interpretan los mensajes emitidos por los árboles.

Pero, ¿podrían otros árboles en la vecindad percibir este código particular de sustancias volátiles como señal de alarma y alto riesgo de ataque? De ser así, las plantas no atacadas al detectar los mensajes de alerta en los compuestos emitidos, podrían pre-activar su sistema inmunitario y prepararse para un posible ataque. En la actualidad las investigaciones en este campo se centran en despejar estas y otras incógnitas acerca de las diversas formas de comunicación entre las diferentes partes del mismo árbol, entre distintos árboles, entre árboles e insectos e incluso entre árboles y hongos beneficiosos. Se abre un complejo mundo de interacciones donde son muchos los organismos implicados que perciben o participan de este lenguaje de los bosques. Desde este punto de vista se puede decir que hemos entrado en la era de la comunicación de las plantas.

Ver artículo original aquí.

David contra Monsanto

Imagínese usted, que un temporal afecta sobre su jardín. Y sin que usted lo sepa y sin su consentimiento, caen semillas que están manipuladas genéticamente, en su huerta. Un par de dias después, vienen los representantes de una empresa a su casa, reclamen su verdura y le hacen una denuncia de 20.00,00 € por utilizar semillas manipuladas genéticamente que están patentadas.

Además la justicia les da razón!
Pero usted lucha…
Esta pequeña historia no es una utopia, es la triste realidad a nivel mundial. Tambien es la realidad de Percy y Loiuse Schmeiser en Canadá – ganadores de el premio Nobel de alternativos, quienes luchan desde el año 1996 contra el fabricante de química y semillas Monsanto. Aproximadamente tres cuartas partes de la cosecha mundial, de plantas manipuladas genéticamente, son de los laboratorios Monsanto. Un grupo industrial de la USA que ha inventado el DDT, PCB y que dicen que Agent Orange es su propiedad. Para ganar el predominio desde el campo hasta el plato, no se atemorizan por nada. También los granjeros Troy Rush, David Runyon y Marc Loiselle tuvieron que enterarse de esto, como miles de otros granjeros en todo el mundo.

Ellos y los Schmeisers no solo están luchando contra Monsanto, lo hacen también para poder asegurar su existencia como granjeros, así como para defender la libertad de expresión y por el derecho de propriedad. Pero sobre todo interceden por el futuro de sus hijos y nietos, para que ellos también tengan una oportunidad de crecer en un mundo, sin elimento que esté manipulado genéticamente.

Esta película de coraje. Coraje a le gente que temen, que una sola persona a no tiene poder contra la política, el conglomerado o la economía. “David contra Monsanto” demuestra lo contrario.

Ver documental aquí.

Herbicida Roundup de Monsanto puede “probablemente” causar cáncer: Organización Mundial de la Salud

El herbicida más utilizado del mundo puede “probablemente” causar cáncer, según la Organización Mundial de la Salud.

La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), sección de la OMS dedicada al cáncer, dijo que el glifosato, el ingrediente activo del herbicida Roundup de Monsanto, se “clasifica como probable carcinógeno para los seres humanos”.

También dijo que había “evidencias limitadas” de que el glifosato sea carcinogénico en seres humanos para el linfoma no Hodgkin.

Monsanto, la compañía de semillas más grande del mundo, dijo que los datos científicos no apoyan las conclusiones y pidieron a la OMS que celebraran una reunión urgente para explicar los hallazgos.

“No sabemos cómo la IARC puede llegar a una conclusión que es una desviación drástica respecto a la conclusión alcanzada por todas las agencias reguladoras de todo el mundo”, dijo en un comunicado Philip Miller, vicepresidente de Monsanto de asuntos regulatorios globales.

Las preocupaciones acerca del glifosato en alimentos han sido un tema candente de debate en los Estados Unidos recientemente, y ha contribuido a la aprobación en Vermont el año pasado de la primera ley de etiquetado obligatorio del país de los alimentos modificados genéticamente.

El gobierno de Estados Unidos dice que el herbicida se considera seguro. En 2013, Monsanto solicitó y recibió la aprobación de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos para el aumento de los niveles de tolerancia para el glifosato.

El glifosato se utiliza principalmente en cultivos como el maíz y la soja que son modificados genéticamente para sobrevivir.

El herbicida se ha detectado en los alimentos, el agua y en el aire después de que se haya aplicado, según el informe de la agencia de la OMS. Sin embargo, el uso de glifosato es generalmente bajo cerca de los hogares, donde la gente se enfrentaría al mayor riesgo de exposición, según el informe.

Las pruebas para la conclusión de la OMS fueron estudios sobre la exposición, básicamente agrícola, en los Estados Unidos, Canadá y Suecia, que están publicados desde 2001.

Los carcinógenos son sustancias que pueden conducir al cáncer bajo ciertas niveles de exposición.

Ver fuente original aquí.

Un ciego y un hombre sin brazos plantan 10.000 árboles en 12 años para repoblar un bosque chino

Jia Haixia y Jia Wenqi son dos de esas personas que se empeñan en devolvernos la esperanza en el ser humano. Por mucho que cierta campaña publicitaria esté obstinada en convencernos, los ciudadanos de este mundo hace tiempo que dejaron de ser extraordinarios. No obstante, de cuando en cuando, nos topamos con ejemplos como los de estos dos hombres, que se esfuerzan cada día por legar a sus hijos un mundo mejor.

Su historia comenzó allá por 2001. Cansados de ver como las empresas les daban la espalda una y otra vez, y les negaban un trabajo por sus limitaciones, decidieron ponerse manos a la obra motivados por algo que ocurrió en casa de Jia Haixia. “Mi hijo llegó un día a casa y me dijo: “Papá, olí una naranja cuando otro niño la estaba pelando y casi pude saborearla”. Pude sentir lo que mi hijo me contaba, que ni siquiera podía comerse su propia naranja. Esto me motivó para seguir viviendo“, explicaba este hombre que quedó ciego a causa de una enfermedad en el año 2000.

heroes_chinos

Su compañero de aventuras, Jia Wenqi, perdió sus dos brazos en un accidente que sufrió cuando solo tenía tres años. Nada de eso les intimidió. Con 53 años, ni cortos ni perezosos, decidieron unir sus fuerzas para revitalizar la naturaleza de una zona de tres hectáreas situada cerca de un río en la provincia de Hebei, al norte de China.

La pareja diseñó un plan que, por un lado, les permitiera sacar adelante a su familia, y por otro sirviera también para dejar a sus hijos un mundo mejor. Para ello, alquilaron al gobierno local una porción de tierra (que finalmente no tuvieron que pagar porque las autoridades les eximieron de ello) y comenzaron a plantar árboles. Desde que comenzaron su aventura, hace más de 12 años, han plantado unos 10.000. “Yo soy sus manos y él es mis ojos”, comenta Haixia. “Somos buenos socios”.

Cada día salen de casa a las siete de la mañana armados, tan solo, con una barra de hierro y un martillo. Para cruzar el rio, Jia Wenqi carga sobre su espalda a su compañero ciego, para llevarle al pedazo de tierra en el que están desarrollando su labor. Por si su hazaña no tuviera suficiente mérito, como carecen de recursos para comprar árboles, tienen que recoger esquejes de los que ya han crecido en la zona para así aumentar la masa forestal de esta región china y, de paso, proteger a quienes allí viven de las posibles inundaciones.

Para ello, Jia Haixia escala sin ver nada a los árboles, y guiado por su compañero selecciona manualmente los esquejes que luego plantarán. De nuevo en tierra firme, es él quien se encarga de cavar un hoyo donde depositar la planta. Mientras tanto, su socio, pese a no contar con sus brazos, se encarga de que el riego funcione correctamente. Un trabajo árduo y sacrificado que, debido a sus limitaciones, deben realizar lentamente.

Más de 10.000 álamos y sauces lucen ya a las orillas del rio. Además, según cuentan, no entra en sus planes desistir de su cometido. “Aunque no logramos mucho en unas decenas de años, reconocemos nuestro esfuerzo”, aseguran.

Más a menudo de lo que deberíamos, confundimos a jugadores de fútbol y otros deportistas con superhéroes, y elevamos a esta categoría a quienes ni siquiera conocemos. Pensamos que son excepcionales aquellos y aquellas que tan solo nos han mostrado una parte de su realidad por televisión o haciendo comentarios mordientes o ingeniosos en Twitter y Facebook. Sin embargo, pese a que la mayoría de las veces nos neguemos a verlo, los héroes y heroínas de este mundo viven entre nosotros y, como Jia Haixia y Jia Wenqi, tienen nombre y apellidos.

Ver artículo original aquí

« Entradas Antiguas Entradas Recientes »